La respuesta sencilla suele ser: en cuanto falle o dé algún tipo de problema. Sin embargo hay más cuestiones que considerar al momento de evaluar las piezas de la maquinaria industrial. Después de todo el mantenimiento debe ser frecuente, pero también es importante no desperdiciar dinero. Mucho más importante: es indispensable no dejar pasar tiempo cuando una pieza requiere sustitución, ya que esto puede dañar otras piezas, poner en riesgo a las personas, o retrasar la operación.

Criterios para remplazar una pieza

En primer lugar debes seguir las indicaciones del fabricante. Esto incluye periodos de revisión y mantenimiento, que son los momentos usuales durante los cuales se descubre si una pieza necesita ser cambiada por una nueva. Sin embargo también es bueno hacer estos cambios en medio de uno y otro periodo de mantenimiento, en caso de que algún comportamiento extraño surja.

En ocasiones es posible que a simple vista una pieza no parezca requerir un cambio. Sin embargo si la eficiencia de la maquinaria ya no es la misma se deben seguir ciertas recomendaciones:

  • Inspección visual general.
  • Revisión de alertas de sistema.
  • Hacer pruebas controladas.
  • Verificar niveles y calidad de líquidos como aceite lubricante, líquido de transmisión y de enfriamiento.
  • Verificar el engrasado de partes móviles.
  • Buscar óxido o corrosión.

Si todo esto resulta sin resultados conclusivos, lo siguiente será evaluar qué piezas podrían causar las fallas descubiertas, aunque parezcan en buenas condiciones a simple vista. Lo siguiente será evaluar en qué orden reponerlas, según su facilidad de adquisición, su precio y su función específica.

Finalmente, además de seguir manuales y revisiones,familiarizarse realmente con la maquinaria industrial es esencial para identificar problemas potenciales a tiempo, en lugar de esperar a que se noten debido a efectos más graves. Después de todo es mejor cambiar una pieza cuando se ha desgastado un poco, que esperar a que rompa a otras piezas.